ODS 8: Trabajo decente y crecimiento Económico

La importancia del ODS 8 y cómo colaborar en sus Metas

¿Cuál es el objetivo?

Promover el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todos.

Además de crear empleos, también tenemos que mejorar las condiciones de unos 780 millones de mujeres y hombres que trabajan, pero no ganan lo suficiente para que ellos y sus familias puedan salir de la pobreza.

Las mujeres y las niñas deben tener igual acceso y las mismas oportunidades que los hombres y los niños en el empleo.

¿Por qué debo preocuparme y ocuparme?

Toda la sociedad sale beneficiada cuantas más personas sean productivas y contribuyan al crecimiento de su país. El empleo productivo y el trabajo decente son elementos clave para lograr una globalización justa y la reducción de la pobreza. Además, si no se soluciona, el desempleo puede dar lugar a disturbios y perturbar la paz.

¿Qué se entiende por “trabajo decente”?

El trabajo decente implica:

  • Que todas las personas tengan oportunidades para realizar una actividad productiva que aporte un ingreso justo
  • Seguridad en el lugar de trabajo
  • Protección social para las familias
  • Que ofrezca mejores perspectivas de desarrollo personal
  • Que favorezca la integración social
  • También es importante que todas las mujeres y los hombres tengan las mismas oportunidades en el lugar de trabajo

¿Qué podemos hacer para solucionar estos problemas?

Ofrecer a las personas la mejor oportunidad de transición a un empleo decente requiere:

  • Invertir en educación y formación de la mayor calidad posible
  • Dotar a las personas de las aptitudes que se ajusten a las demandas del mercado de trabajo
  • Darles acceso a la protección social y los servicios básicos independientemente de su tipo de contrato
  • Garantizar la igualdad de condiciones para que todos los aspirantes puedan lograr un empleo productivo sin tener en cuenta su género, su nivel de ingresos o sus antecedentes socio-económicos
  • Los gobiernos pueden trabajar para construir economías dinámicas, sostenibles, innovadoras y centradas en las personas, promoviendo en particular el empleo de los jóvenes y el empoderamiento económico de las mujeres, así como el trabajo decente para todos
  • Las autoridades y las comunidades locales pueden renovar y planificar sus ciudades y asentamientos humanos con miras a fomentar la cohesión comunitaria y la seguridad de las personas y estimular la innovación y el empleo
  • Como empresario debes considerar las condiciones de empleo decente y seguridad personal
  • Como ciudadano debes involucrarte en actividades que promuevan el empleo decente

Fuente: https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/wp-content/uploads/sites/3/2016/10/8_Spanish_Why_it_Matters.pdf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.