Guardianes de la Colmena

Una entrevista con Alejandro Sánchez, Apicultor e Ingeniero de Calidad, coordinador de la organización Guardianes de la Colmena

  1. ¿Quiénes son?

Alejandro trabaja junto con su esposa Flor, y básicamente el trabajo consiste en el rescate de colmenas y su preservación. Desde ahí intentan aprovechar el servicio de las colmenas como la polinización, la producción de la miel, polen y otros derivados para poder sustentarlas.

  1. ¿Cuál es su objetivo?

La meta fundamental es la preservación de la biodiversidad en los ámbitos urbanos y rurales. Por eso, tienen varios objetivos: la instalación de apiarios de refugio (casas para las abejas), la alianza con nuevos apicultores que tengan refugios propios y la colaboración con ellos, y además la formación de nuevos apicultores. 

  1. ¿Cómo quieren lograrlo?

Con colaboración. Buscan aliados como apicultores, municipios, fundaciones u ONGs. Usan recursos propios y externos para hacer los rescates y siempre tratan de que se generen intercambios, por ejemplo, la gente del campo les da un lugar para las colmenas, y así, se aprovecha de la polinización en los cultivos.

  1. ¿Cuáles son los proyectos?

El proyecto principal es el rescate de colmenas y su traslado a lugares (apiarios) dónde pueden quedarse. Para esto retiran las colmenas de lugares dónde no pueden quedarse sin matarlas, como lo hacen los servicios normalmente. Cuando se han recuperado, llevan las colmenas al monte para que crezcan y produzcan miel libre de agroquímicos. Si es muy urgente y si tienen muchos recursos, ofrecen su servicio gratuito. Por ejemplo, en una ocasión las abejas casi se murieron porque la colmena estaba en un lugar demasiado frío para ellas y no cobraron nada a la empresa que les llamó, priorizando la vida de la colmena por la urgencia requerida.

También cuidan otras especias nativas, las abejas sin aguijon, y las estudian. 

Participan en capacitaciones, talleres y cursos de otras instituciones como universidades. En ellos, Alejandro da las clases prácticas en el curso del Consejo Asesor Apícola de Córdoba. Pero también quieren armar talleres propios de educación en los rescates, quieren brindar cursos independientes, para que cualquier organización pueda contactarles y pedir una capacitación.

Por lo demás producen sus propios productos naturales, miel y cosmética, que comercializan, por ejemplo en la feria del barrio Güemes en Córdoba Capital. También reciben pedidos de vecinos que reparten una vez por semana con su camioneta. 

  1. ¿Con quiénes trabajan? Trabajan juntos con la administración pública? ¿Trabajan con el público?

El que más les contrata es el privado, porque los vecinos generalmente tienen más demanda del servicio del retiro. Pero también reciben pedidos del rescate de municipios y otras instituciones estatales y de ONGs. 

  1. ¿Qué hicieron en el pasado? ¿Qué logros han obtenido?

Actualmente tienen 3 apiarios reproductivos y 2 apiarios productivos, distribuidos estratégicamente en el alrededor de la ciudad, con más de 70 colmenas. Tener espacios fijos para las colmenas es el gran logro, porque a veces tenían que mudar las colmenas a otros lugares porque de repente los dueños del campo necesitaban el lugar donde estaban. Ahora, al generar alianzas pueden probar nuevos lugares a los cuales les invitan los campesinos y dejarlos si no son aptos para las abejas.  

  1. ¿Cómo se organizan?

La mayoría de las tareas del rescate y de la producción la hace Alejandro. Flor elabora cosmética y gestiona pedidos, se ocupa del stock y las ventas de miel y demás productos. La empresa es familiar y solo consiste de ellos dos. Otra parte de la organización forman los apicultores aliados, aunque formalmente no son parte de ella. Además tienen alianzas con locales que venden los productos.

  1.  ¿Me puedo sumar a la fundación?

Hasta ahora no es una fundación, sino un emprendimiento familiar de triple impacto (ecológico, social y económico). Pero ofrecen a los vecinos que pueden sumarse como alumnos a los rescates para aprender cómo funcionan. Existe un intercambio como si fuera una fundación. Les pagan un seguro y les llevan a los lugares para que aprendan. Sin embrago, todavía  no han sumado gente para otras posiciones y actividades.

  1. ¿Cómo se comunican con la gente? Qué redes usan?

Principalmente utilizan Instagram y WhatsApp para comunicarse. Los voluntarios surgen mayormente de las clases que da Alejandro. Cuando necesita ayuda con un rescate, les da una buena oportunidad de aprender a los alumnos. 

10. ¿Qué puedo hacer yo para ayudar y cuidar de las colmenas?

Plantar árboles nativos, hacer huertas urbanas con plantas aromáticas.

Por: Pauline Fessen, voluntaria de Green Drinks Córdoba, proveniente de Alemania

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.